Mientras que nuestro sitio está bajo reconstrucción

Los invitamos a conocer las dos novedades de Discos Corasón, escuchar temas y ver videos.
Están invitados a la presentación el 20 de octubre.

¡Que sepan todos! Ya llegaron Las Hermanas García:

Dos chicas de Ometepec, Guerrero, de 15 y 16 años, cantan boleros antiguos en un nuevo CD que promete robar los corazones de jóvenes y los no tanto. Su sencillo, ‘Un minuto de amor’ estará disponible en I-tunes y streaming

Discos Corasón, sello mexicano mejor conocido por su lanzamiento de grandes artistas cubanos, acaba de grabar a Laura y Celia García en la Costa Chica. Su disco, ‘Que sepan todos’ revela el enorme talento de dos jóvenes que, a pesar de su tierna edad, gozan y entienden los viejos boleros que cantan con voces brillantes y muy bellas. Ambas hermanas empezaron a cantar desde muy chicas. A los nueve años Laura acompañaba a su padre, el reconocido requintista Mariano García. “Existe un video de ella con trenzas largas y cara de niña tímida, cantando ‘Luz de luna’ en una versión que le hubiera fascinado a Chavela Vargas”, dice Eduardo Llerenas, director de la disquera que también grabó los últimos dos discos de Chavela.

La hermana menor, Celia García, empezó a cantar a los 10 años, después de haber observado a Laura quien, según ella, es su gran inspiración. Celia, ya con 15, lleva la primera voz con una asombrosa nitidez. La segunda voz de Laura es grave y sentida. Con arreglos nuevos, aseguran que los boleros viejos nunca pasará de moda.

Las Hermanas García son, a pesar de su tierna juventud, conocidas en la Costa Chica de Guerrero y Oaxaca, en donde tienen años compitiendo en concursos de chilenas, la música tradicional de su región. Además, los compositores de Ometepec las buscan para grabar sus boleros nuevos. En este, su primer CD, ‘Que sepan todos’ (Discos Corasón) cuatro de estos compositores estrenan obra al lado de los clásicos de Álvaro Carrillo e Indalecio Ramírez, los dos pilares del bolero costeño. El bolero que da nombre al disco fue compuesto por Indalecio Ramírez y la versión de las García, muy lejos de las de Vicente Fernández y Pepe Aguilar, expresa una sensibilidad y naturaleza que sorprende en chicas tan jóvenes.

Es notable la capacidad de las Hermanas García de interpretar estos boleros sin melodrama, ni sentimentalismo exagerado; lo hacen en un estilo natural que deja expresar la belleza original del repertorio.

‘Que sepan todos’ se lanza el 22 de octubre en el Festival Cervantino, con una presentación antes en el Estudio A del IMER, el jueves 20 de octubre a las 19 horas. En ambos eventos, Las Hermanas García participan en un concierto de ‘Boleros de la Costa Chica’ junto con otros grandes artistas, maduros, de la misma región.

Las Hermanas García lanzan su primer sencillo, ‘Un minuto de amor’, en I-tunes, Spotify, Youtube y otras plataformas digitales desde el 7 de octubre. Se trata de un bolero de Álvaro Carrillo que muestra su gran talento como poeta y compositor de melodías contagiosas. Dice Laura García que, siguiendo la letra de este bolero, ella sí daría un siglo para estar un minuto cerca de Álvaro Carrillo, a quien admira profundamente. El disco físico de 15 temas estará en tiendas desde el 18 de octubre.

Como un lunar, Boleros de la Costa Chica,

CD y conciertos de grandes artistas de Guerrero y Oaxaca Herencia viva de Álvaro Carrillo

El 22 de octubre, en el Festival Internacional Cervantino 2016, el público conocerá el legado que el gran compositor Álvaro Carrillo dejó en su tierra natal de la Costa Chica. Artistas de diferentes edades y estilos interpretarán boleros clásicos y nuevos con el auténtico sabor costeño. Catorce artistas de Guerrero y Oaxaca presentarán un programa de boleros costeños, mismos que se lanzarán en un CD del sello independiente mexicano, Discos Corasón.

Las edades de los artistas van desde los 15 años hasta tocando los 70. Vienen de pueblos grandes como Ometepec en Guerrero y Pinotepa Nacional en Oaxaca, y también de pueblos chicos como Xochistlahuaca y Azoyú, Guerrero, Santiago Llano Grande y Cacahuatepec, Oaxaca. Lo que tienen en común, es el repertorio musical propio de la Costa Chica, los boleros costeños, que tocan a la par de los sones, las chilenas, las columbianas y los palomos, que los identifican.

Los artistas más jóvenes son Las Hermanas García, de 16 y 15 años, dueñas de una voz y sentimiento que recuerdan a los grandes duetos de los cincuentas, como Las Hermanas Núñez, pero con una frescura que establece claramente que el bolero también pertenece a su propia generación. No hay nostalgia ni reinvención: interpretan con gozo y con sensibilidad, la canción romántica que conquistó Latinoamérica desde los años cuarenta y que aún sigue conquistando. Las Hermanas García lanzan su primer sencillo, ‘Un minuto de amor’ el 7 de octubre.

Otra voz femenina que fascina de este elenco es la de Fidela Peláez, cantante que empezó su carrera a los tres años con su hermana mayor Rodolfina, en el dueto ‘Las Costeñitas’. Hoy día Fidela, ya con 51 años, tiene la voz madura de una gran cantante de boleros: recuerda a Toña la Negra en sus momentos más románticos.

Chogo Prudente, quien proviene del pueblo con población afromexicana, Santiago Llano Grande ´La Banda´, Oaxaca, tiene un estilo muy propio --mucho menos clásico-- de cantar los boleros. Con arreglos que son únicos en la región, su voz penetrante enfatisa su melancolía y también su ritmo. La instrumentación: guitarras, arcusa, cajón y quijada, también distingue a este gran artista.

Desde Xochistlahuaca, Guerrero, Los Tres Amuzgos es un trío de larga vida que canta los boleros de Álvaro Carrillo pero sobre todo los de su propia cosecha, tanto en español como en amuzgo. Los maestros Élfego Torres, Margarito Antonio y Manuel Casteñeda formaron el grupo en 1987 y, después de varios años de no tocar juntos, el trío se volvió a reunir para este proyecto.

El CD de estos artistas: ‘Como un lunar, Boleros de la Costa Chica’, es el resultado de viajes de investigación y grabación de Discos Corasón. Además de los artistas que se presentarán en vivo, el disco incluye a Pedro Torres quien, según Mario Carrillo, hijo del gran compositor, es quien tiene la mejor voz para interpretar el bolero costeño de su padre. Pedro participará en futuras presentaciones del CD en México.

Ver portada
Autoplay:

Un siglo del ruiseñor
por Guty Cárdenas

Celebramos un siglo del nacimiento de Guty Cárdenas con este CD, DVD y folleto, testimonios de una carrera profesional de solo cinco años, suficientes para establecerlo como una leyenda de la música popular de México y Latinoamérica.

Lanzamiento: 2005
Código: COV201

Seleccionamos los temas más bellos de la colección de acetatos de una amiga de Guty -Margarita Iturriaga, madre de Juan José Gurrola- los digitalizamos y restauramos, acompañándolos de un folleto con textos originales de Nicolás Guillén y Ricardo Palmerín, junto con fotos de la familia Cárdenas y una semblanza actualizada sobre el músico. El documental, Sencillamente Guty, relata la vida y la muerte del ícono de la trova yucateca por gente cercana a él.

Lista de canciones

  1. Aléjate
  2. Sólo tú
  3. Tu sombra
  4. A ti
  5. Peregrino de amor
  6. Carabalí
  7. Tanto he sufrido
  8. Hacelo por la vieja
  9. La tísica
  10. Jicaritas
  11. El último beso
  12. Pulpero sirva otra vuelta
  13. La lágrima
  14. Fuiste una estrellita blanca
  15. Mañanita
  16. Don Pancho
  17. Sueño
  18. Golondrina viajera
  19. Otra vez
  20. Ni pienses
  21. Estrellita marinera
  22. Presentimiento
  23. Madrecita
  24. La rosa
  25. Pasión

Sobre este disco…

Un siglo del ruiseñor

 

Hace 15 años Juan José Gurrola llegó a mi casa con un par de cajas de cartón y el comentario de que el contenido – una colección de discos de 78 r.p.m., incluyendo algunas lacas originales – me pudiera servir de alguna manera. Fue un gesto muy generoso de una persona poca conocida por mí en ese tiempo y el principio de un proyecto en que gente de Mérida, México, California y Londres ha participado para que la voz y el genio de este gran músico mexicano se difundan a los 100 años de su nacimiento.

 

Las dos cajas contenían discos de diferentes intérpretes mexicanos, aunque la gran mayoría eran discos que Guty Cárdenas grabó en Nueva York entre 1928 y 1930. Esta era la colección particular de una persona muy cercana a Guty Cárdenas. Margarita Iturriaga, madre de Juan José, trabajó en las oficinas de la Columbia Phonograph Company en Nueva York, y allí conoció a Guty.

 

La colección, que incluye algunos temas que fueron grabados pero nunca producidos en disco, muestra la enorme versatilidad del artista que interpretaba composiciones propias y otras de sus contemporáneos yucatecos incluyendo a Ricardo Palmerín y a Pepe Domínguez, y también temas de las diferentes regiones mexicanas, algunos de los primeros boleros de Agustín Lara y boleros cubanos de los compositores que más tarde se volvieron  leyendas: Ernesto Lecuona y Eusebio Delfín.

 

La colección se quedó bajo llave hasta los finales del 2005 cuando los derechos de reproducción fonográficas entraron al dominio público y cuando la fecha del Centenario de natalicio de Guty exigía que esta extraordinaria figura de la música mexicana se difundiera más. Es curioso que el nombre de este artista, muerto hace 73 años, emociona a muchísima gente de diferentes generaciones, a pesar de que sus grabaciones en CD son muy escasas.

 

De los discos de la colección, se seleccionaron los temas de mayor belleza en la interpretación artística e igualmente se incluyeron géneros musicales inesperados en la producción discográfica de Guty, como son yaravís andinos, tangos y zambas argentinos, que dan una clara idea de la plasticidad interpretativa de Guty, como de la amplitud de los gustos del público latino de la época. Ningún tema previamente editado en CD fue incluido y otros fueron descartados por su mal estado incluyendo algunas, pero no todas, de las lacas originales. Las que sí logramos restaurar incluyen  ‘Soldado’, canción de Pepe Domínguez, el huapango ‘Ni pienses’, ‘Madrecita’ y ‘La rosa’.

 

En Mérida Guty sigue siendo una inspiración esencial para mucha gente, no solo músicos, sino también a personas cuya preparación profesional es otra. Notable entre estas personas es doña Beatriz Heredia de De Pau que, a pesar de estar de luto por la reciente muerte de su esposo, Rafael De Pau Canto, nos abrió su archivo, prestándonos los textos de la época tan cuidadosamente investigados por su marido y por ella, y editados en un libro ‘Guty Cárdenas, leyenda o realidad.’ Escogimos dos textos, una crónica muy vital, ‘La última Noche de Guty Cárdenas en La Habana’ de Nicolás Guillén, y un texto de Ricardo Palmerín que relata de primera mano el talento precoz del joven artista.

 

También en Mérida el investigador Álvaro Vega nos mostró el trabajo que preparaba para su ‘Cancionero de Guty Cárdenas’ que será editado por el Centro Regional de Investigación Documentación y Difusión Musicales Gerónimo Baqueiro Foster (CRIDDM/I:C:Y), institución que él dirige, y él es el autor del texto principal de este álbum. Nos prestó gran parte de las fotografías aquí incluidas que son originalmente de las colecciones de la familia Cárdenas en el Distrito Federal y del Museo de la Canción Yucateca en Mérida. Efrén Maldonado, yucateco por adopción propia, nos hizo una ilustración para la portada del folleto, mientras que el huracán Wilma tocaba a sus puertas.

 

Quien nos orientó en Mérida fue, por supuesto, Roberto MacSweeny, promotor desinteresado e incansable de la trova yucateca y, entre otra gente, nos habló del joven cineasta yucateco Marco Rubio, estudiante del Centro Universitario de Estudios Cinematográficos (CUEC). Marco nos enseñó el documental que había realizado sobre Guty y nos comunicó con el CUEC, productor del documental, que gentilmente permitió incluir en esta presentación del centenario, el DVD de su película, “Sencillamente Guty”.

 

La película, que documenta con gran sensibilidad la vida de Guty, es una pieza de mucho valor que complementa la voz y guitarra de Guty y, 100 años después de que nació, ayuda a que la gente – de manera muy humana — conozca su historia y su importancia en la cultura mexicana.

 

Del otro lado del mundo, el fundador de ACE Records, Roger Armstrong, viejo cómplice nuestro, nos recomendó con el ingeniero Graham Sharpe, quien realizó las transferencias digitales con un cuidado y precisión notables  y eso permitió que Nick Robbins restaurara y remasterizara los temas que seleccionamos para este CD. Los temas compuestos por Guty, ya restaurados, han sido donados al Centro de Investigación Baqueiro Foster en Mérida.

 

Si Guty es conocido fuera de México se debe, en parte a los discos y películas que grabó en los EE.UU. En California hay gente que se acuerdan muy bien de él todavía, importante entre ellos es Zachary Salem quien nos proporcionó la fecha de grabación de cada tema aquí incluido. Fue el mismo Zach que había remasterizado y producido el primer CD de Guty Cárdenas, “El ruiseñor yucateco”, lanzado en México por Discos Corasón, hace 13 años.

 

Eduardo Llerenas y Mary Farquharson