Mientras que nuestro sitio está bajo reconstrucción

Los invitamos a conocer las dos novedades de Discos Corasón, escuchar temas y ver videos.
Están invitados a la presentación el 20 de octubre.

¡Que sepan todos! Ya llegaron Las Hermanas García:

Dos chicas de Ometepec, Guerrero, de 15 y 16 años, cantan boleros antiguos en un nuevo CD que promete robar los corazones de jóvenes y los no tanto. Su sencillo, ‘Un minuto de amor’ estará disponible en I-tunes y streaming

Discos Corasón, sello mexicano mejor conocido por su lanzamiento de grandes artistas cubanos, acaba de grabar a Laura y Celia García en la Costa Chica. Su disco, ‘Que sepan todos’ revela el enorme talento de dos jóvenes que, a pesar de su tierna edad, gozan y entienden los viejos boleros que cantan con voces brillantes y muy bellas. Ambas hermanas empezaron a cantar desde muy chicas. A los nueve años Laura acompañaba a su padre, el reconocido requintista Mariano García. “Existe un video de ella con trenzas largas y cara de niña tímida, cantando ‘Luz de luna’ en una versión que le hubiera fascinado a Chavela Vargas”, dice Eduardo Llerenas, director de la disquera que también grabó los últimos dos discos de Chavela.

La hermana menor, Celia García, empezó a cantar a los 10 años, después de haber observado a Laura quien, según ella, es su gran inspiración. Celia, ya con 15, lleva la primera voz con una asombrosa nitidez. La segunda voz de Laura es grave y sentida. Con arreglos nuevos, aseguran que los boleros viejos nunca pasará de moda.

Las Hermanas García son, a pesar de su tierna juventud, conocidas en la Costa Chica de Guerrero y Oaxaca, en donde tienen años compitiendo en concursos de chilenas, la música tradicional de su región. Además, los compositores de Ometepec las buscan para grabar sus boleros nuevos. En este, su primer CD, ‘Que sepan todos’ (Discos Corasón) cuatro de estos compositores estrenan obra al lado de los clásicos de Álvaro Carrillo e Indalecio Ramírez, los dos pilares del bolero costeño. El bolero que da nombre al disco fue compuesto por Indalecio Ramírez y la versión de las García, muy lejos de las de Vicente Fernández y Pepe Aguilar, expresa una sensibilidad y naturaleza que sorprende en chicas tan jóvenes.

Es notable la capacidad de las Hermanas García de interpretar estos boleros sin melodrama, ni sentimentalismo exagerado; lo hacen en un estilo natural que deja expresar la belleza original del repertorio.

‘Que sepan todos’ se lanza el 22 de octubre en el Festival Cervantino, con una presentación antes en el Estudio A del IMER, el jueves 20 de octubre a las 19 horas. En ambos eventos, Las Hermanas García participan en un concierto de ‘Boleros de la Costa Chica’ junto con otros grandes artistas, maduros, de la misma región.

Las Hermanas García lanzan su primer sencillo, ‘Un minuto de amor’, en I-tunes, Spotify, Youtube y otras plataformas digitales desde el 7 de octubre. Se trata de un bolero de Álvaro Carrillo que muestra su gran talento como poeta y compositor de melodías contagiosas. Dice Laura García que, siguiendo la letra de este bolero, ella sí daría un siglo para estar un minuto cerca de Álvaro Carrillo, a quien admira profundamente. El disco físico de 15 temas estará en tiendas desde el 18 de octubre.

Como un lunar, Boleros de la Costa Chica,

CD y conciertos de grandes artistas de Guerrero y Oaxaca Herencia viva de Álvaro Carrillo

El 22 de octubre, en el Festival Internacional Cervantino 2016, el público conocerá el legado que el gran compositor Álvaro Carrillo dejó en su tierra natal de la Costa Chica. Artistas de diferentes edades y estilos interpretarán boleros clásicos y nuevos con el auténtico sabor costeño. Catorce artistas de Guerrero y Oaxaca presentarán un programa de boleros costeños, mismos que se lanzarán en un CD del sello independiente mexicano, Discos Corasón.

Las edades de los artistas van desde los 15 años hasta tocando los 70. Vienen de pueblos grandes como Ometepec en Guerrero y Pinotepa Nacional en Oaxaca, y también de pueblos chicos como Xochistlahuaca y Azoyú, Guerrero, Santiago Llano Grande y Cacahuatepec, Oaxaca. Lo que tienen en común, es el repertorio musical propio de la Costa Chica, los boleros costeños, que tocan a la par de los sones, las chilenas, las columbianas y los palomos, que los identifican.

Los artistas más jóvenes son Las Hermanas García, de 16 y 15 años, dueñas de una voz y sentimiento que recuerdan a los grandes duetos de los cincuentas, como Las Hermanas Núñez, pero con una frescura que establece claramente que el bolero también pertenece a su propia generación. No hay nostalgia ni reinvención: interpretan con gozo y con sensibilidad, la canción romántica que conquistó Latinoamérica desde los años cuarenta y que aún sigue conquistando. Las Hermanas García lanzan su primer sencillo, ‘Un minuto de amor’ el 7 de octubre.

Otra voz femenina que fascina de este elenco es la de Fidela Peláez, cantante que empezó su carrera a los tres años con su hermana mayor Rodolfina, en el dueto ‘Las Costeñitas’. Hoy día Fidela, ya con 51 años, tiene la voz madura de una gran cantante de boleros: recuerda a Toña la Negra en sus momentos más románticos.

Chogo Prudente, quien proviene del pueblo con población afromexicana, Santiago Llano Grande ´La Banda´, Oaxaca, tiene un estilo muy propio --mucho menos clásico-- de cantar los boleros. Con arreglos que son únicos en la región, su voz penetrante enfatisa su melancolía y también su ritmo. La instrumentación: guitarras, arcusa, cajón y quijada, también distingue a este gran artista.

Desde Xochistlahuaca, Guerrero, Los Tres Amuzgos es un trío de larga vida que canta los boleros de Álvaro Carrillo pero sobre todo los de su propia cosecha, tanto en español como en amuzgo. Los maestros Élfego Torres, Margarito Antonio y Manuel Casteñeda formaron el grupo en 1987 y, después de varios años de no tocar juntos, el trío se volvió a reunir para este proyecto.

El CD de estos artistas: ‘Como un lunar, Boleros de la Costa Chica’, es el resultado de viajes de investigación y grabación de Discos Corasón. Además de los artistas que se presentarán en vivo, el disco incluye a Pedro Torres quien, según Mario Carrillo, hijo del gran compositor, es quien tiene la mejor voz para interpretar el bolero costeño de su padre. Pedro participará en futuras presentaciones del CD en México.

Sierra Maestra

Cuba

Sierra Maestra es una de las bandas líderes del son de Cuba, y fue instrumental en el renovado interés por el género a finales de los 70s y 80s. También es muy bien conocido por ser el grupo que lanzó las carreras de Juan de Marcos González y Jesús Alemañy, dos de las figuras más […]
Mostrar biografía ▽
Sierra Maestra

Sierra Maestra

Sierra Maestra es una de las bandas líderes del son de Cuba, y fue instrumental en el renovado interés por el género a finales de los 70s y 80s. También es muy bien conocido por ser el grupo que lanzó las carreras de Juan de Marcos González y Jesús Alemañy, dos de las figuras más importantes en el desarrollo de la música cubana en los años postreros del siglo veinte. Nombrado por una cadena montañosa del este de Cuba que es la cuna del son, el objetivo del grupo era revivir y re-introducir este estilo de música popular de la Cuba de los 20s y 30s para las audiencias contemporáneas. En 1976 Juan de Marcos se juntó con sus compañeros de la Universidad de La Habana para investigar y recrear el son clásico, que creían moriría si no llegaba a una audiencia nueva, más joven. Estudiante de música y sobrino de un trompetista del Tropicana, Jesús Alemañy se unió al grupo en 1978. El grupo se fue directo a la fuente y rastreó a varios músicos del periodo en cuestión, incluyendo a los miembros sobrevivientes del Septeto Nacional; de Marcos incluso estudió tres con el gran Isaac Oviedo (padre de Papi), en un tiempo en el que el instrumento estaba particularmente fuera de moda. Con la alineación a la antigua de tres, guitarra, trompeta, bongo, güiro, voces, pero con la adición de más percusiones y bajo eléctrico, el sonido de Sierra Maestra recibió un sello moderno y se convertiría en la sensación en los festivales anuales organizados por las universidades de Cuba. La fama nacional llegó pronto, con el grupo apareciendo en varios festivales televisados a finales de los 70s, y recibiendo el cuarto lugar en la competencia de música caribeña Carifesta, que se realizó en La Habana en 1979. Los peinados afro del grupo y los pantalones acampanados, combinados con el repertorio de canciones tradicionales principalmente acústicas, resultó dramáticamente diferente de la nueva trova y a la canción popular sudamericana que muchos de sus compañeros estudiantes estaban escuchando, y este factor de ‘novedad’ sólo sirvió para realzar su popularidad. Después de ganar el concurso de talentos televisivos Todo El Mundo Canta, grabarían su primer LP para Egrem en 1980. Sierra Maestra llegó con el guanjano lleno recibió un disco de plata al año siguiente y varios premios de la industria; 1981 también fue el año de su primera gira internacional, a Nicaragua. Sierra Maestra grabó su segundo álbum Y soy así en 1982, ganando el premio Girasol al grupo más popular; regresaron a Nicaragua y viajaron a Angola en ese mismo año. En 1983 comenzó a despegar la carrera internacional del grupo, ganaron el premio de danza Benny Moré otorgado por el festival del mismo nombre, después viajaron a Europa para dar conciertos en Suecia y Francia; se presentaron en el 4to Festival Helsinki de la Canción en Finlandia y el Festival Internacional de Cine de España, a donde retornarían varias veces a lo largo de los años. También en 1983 Sierra Maestra grabó el soundtrack para la serie cubana de televisión Las impuras; en los 90s una canción suya fue incluida en la película The Milagro Beanfield War de Robert Redford; y en 2000, otra en la película francesa Salsa. En los 80s y 90s Sierra Maestra continuó grabando y haciendo giras alrededor del mundo, tocando para audiencias de Europa, África, Asia y Norteamérica. En 1994 el grupo grabó su primer álbum para World Circuit y Discos Corasón, ¡Dundunbanza!, un tributo el legendario compositor cubano y líder de banda Arsenio Rodríguez, a quien la banda hace homenaje en un número de canciones con una alineación extendida que incluye piano, congas y una sección de trompetas. Ya con distribución internacional, el grupo fue expuesto a una audiencia aún más vasta, y se hizo merecedor del elogio de la crítica tanto por sus grabaciones como por sus presentaciones en vivo. 1996 devino un año crucial para Sierra Maestra, pues miembros clave del grupo se involucraron en otros proyectos. El virtuoso de la trompeta Jesús Alemañy dejó el grupo para fundar el exitos conjunto Cubanísimo, que continuó con el tema de recrear tonadas antiguas con una interpretación moderna. Aunque aún parte del grupo, Juan de Marcos González fundó el Afro-Cuban All Stars y fue una figura instrumental detrás del disco de Buena Vista Social Club, dos álbumes centrales en la explosión de la popularidad de la música cubana hacia el final de los 90s. Con Alejandro Suárez a cargo de la dirección musical del grupo, Sierra Maestra lanzó su segundo álbum para World Circuit, Tíbiri Tábara, que celebra los 20 años de la agrupación con una enardecida colección de canciones de un nuevo repertorio expandido. Este álbum fue la canción del cisne de Juan de Marcos, pues dejaría el grupo para volverse líder de tiempo completo de Afro Cuban All Stars. Con una nueva alineación, Sierra Maestra lanzó su último álbum Son: Alma de una Nación en 2005 y sigue adelante con una intensa agenda de giras y tan popular como siempre.

Texto de World Circuit
Traducción de Mariana Delgado
 

Discografía

¡Dundunbanza! – Sierra Maestra
1995

Este CD, dedicado al legendario compositor y músico Arsenio Rodríguez, fue grabado en 1994 con los músicos originales de Sierra Maestra quienes, durante dos décadas, llevaron el son cubano por el mundo. Varios de los músicos que participan en este disco ya salieron del grupo para lanzar sus propias carreras. Tanto el trompetista Jesús Alemañy, fundador de Cubanismo, y Juan de Marcos González, quien fundó los Afro Cuban All Stars y participó notablemente en el Buena Vista Social Club, ya son figuras consagradas en la música caribeña.

Ver más →
Tíbiri Tábara – Sierra Maestra
1997

En 1997, el sobresaliente grupo de son cubano, Sierra Maestra, celebró su vigésimo primer aniversario con esta grabación de la música popular cubana. Con la instrumentación sonera del tres, la trompeta, el bajo y las percusiones -enriquecida en algunas secciones con el piano y con una sección de trompetas- los cinco cantantes de este noneto imponen su estilo muy creativo, con influencias del jazz-afrocubano y de las orquestas de baile de los años 50, que incluye el changüi (el son más antiguo), la guajira, la guaracha y el sucu sucu.

Ver más →
World Circuit presenta…
2006

World Circuit Records (representado en México por Discos Corasón) conmemora veinte años de grabaciones con el lanzamiento de este CD doble con 29 selecciones.

Ver más →

Artistas relacionados