Mientras que nuestro sitio está bajo reconstrucción

Los invitamos a conocer las dos novedades de Discos Corasón, escuchar temas y ver videos.
Están invitados a la presentación el 20 de octubre.

¡Que sepan todos! Ya llegaron Las Hermanas García:

Dos chicas de Ometepec, Guerrero, de 15 y 16 años, cantan boleros antiguos en un nuevo CD que promete robar los corazones de jóvenes y los no tanto. Su sencillo, ‘Un minuto de amor’ estará disponible en I-tunes y streaming

Discos Corasón, sello mexicano mejor conocido por su lanzamiento de grandes artistas cubanos, acaba de grabar a Laura y Celia García en la Costa Chica. Su disco, ‘Que sepan todos’ revela el enorme talento de dos jóvenes que, a pesar de su tierna edad, gozan y entienden los viejos boleros que cantan con voces brillantes y muy bellas. Ambas hermanas empezaron a cantar desde muy chicas. A los nueve años Laura acompañaba a su padre, el reconocido requintista Mariano García. “Existe un video de ella con trenzas largas y cara de niña tímida, cantando ‘Luz de luna’ en una versión que le hubiera fascinado a Chavela Vargas”, dice Eduardo Llerenas, director de la disquera que también grabó los últimos dos discos de Chavela.

La hermana menor, Celia García, empezó a cantar a los 10 años, después de haber observado a Laura quien, según ella, es su gran inspiración. Celia, ya con 15, lleva la primera voz con una asombrosa nitidez. La segunda voz de Laura es grave y sentida. Con arreglos nuevos, aseguran que los boleros viejos nunca pasará de moda.

Las Hermanas García son, a pesar de su tierna juventud, conocidas en la Costa Chica de Guerrero y Oaxaca, en donde tienen años compitiendo en concursos de chilenas, la música tradicional de su región. Además, los compositores de Ometepec las buscan para grabar sus boleros nuevos. En este, su primer CD, ‘Que sepan todos’ (Discos Corasón) cuatro de estos compositores estrenan obra al lado de los clásicos de Álvaro Carrillo e Indalecio Ramírez, los dos pilares del bolero costeño. El bolero que da nombre al disco fue compuesto por Indalecio Ramírez y la versión de las García, muy lejos de las de Vicente Fernández y Pepe Aguilar, expresa una sensibilidad y naturaleza que sorprende en chicas tan jóvenes.

Es notable la capacidad de las Hermanas García de interpretar estos boleros sin melodrama, ni sentimentalismo exagerado; lo hacen en un estilo natural que deja expresar la belleza original del repertorio.

‘Que sepan todos’ se lanza el 22 de octubre en el Festival Cervantino, con una presentación antes en el Estudio A del IMER, el jueves 20 de octubre a las 19 horas. En ambos eventos, Las Hermanas García participan en un concierto de ‘Boleros de la Costa Chica’ junto con otros grandes artistas, maduros, de la misma región.

Las Hermanas García lanzan su primer sencillo, ‘Un minuto de amor’, en I-tunes, Spotify, Youtube y otras plataformas digitales desde el 7 de octubre. Se trata de un bolero de Álvaro Carrillo que muestra su gran talento como poeta y compositor de melodías contagiosas. Dice Laura García que, siguiendo la letra de este bolero, ella sí daría un siglo para estar un minuto cerca de Álvaro Carrillo, a quien admira profundamente. El disco físico de 15 temas estará en tiendas desde el 18 de octubre.

Como un lunar, Boleros de la Costa Chica,

CD y conciertos de grandes artistas de Guerrero y Oaxaca Herencia viva de Álvaro Carrillo

El 22 de octubre, en el Festival Internacional Cervantino 2016, el público conocerá el legado que el gran compositor Álvaro Carrillo dejó en su tierra natal de la Costa Chica. Artistas de diferentes edades y estilos interpretarán boleros clásicos y nuevos con el auténtico sabor costeño. Catorce artistas de Guerrero y Oaxaca presentarán un programa de boleros costeños, mismos que se lanzarán en un CD del sello independiente mexicano, Discos Corasón.

Las edades de los artistas van desde los 15 años hasta tocando los 70. Vienen de pueblos grandes como Ometepec en Guerrero y Pinotepa Nacional en Oaxaca, y también de pueblos chicos como Xochistlahuaca y Azoyú, Guerrero, Santiago Llano Grande y Cacahuatepec, Oaxaca. Lo que tienen en común, es el repertorio musical propio de la Costa Chica, los boleros costeños, que tocan a la par de los sones, las chilenas, las columbianas y los palomos, que los identifican.

Los artistas más jóvenes son Las Hermanas García, de 16 y 15 años, dueñas de una voz y sentimiento que recuerdan a los grandes duetos de los cincuentas, como Las Hermanas Núñez, pero con una frescura que establece claramente que el bolero también pertenece a su propia generación. No hay nostalgia ni reinvención: interpretan con gozo y con sensibilidad, la canción romántica que conquistó Latinoamérica desde los años cuarenta y que aún sigue conquistando. Las Hermanas García lanzan su primer sencillo, ‘Un minuto de amor’ el 7 de octubre.

Otra voz femenina que fascina de este elenco es la de Fidela Peláez, cantante que empezó su carrera a los tres años con su hermana mayor Rodolfina, en el dueto ‘Las Costeñitas’. Hoy día Fidela, ya con 51 años, tiene la voz madura de una gran cantante de boleros: recuerda a Toña la Negra en sus momentos más románticos.

Chogo Prudente, quien proviene del pueblo con población afromexicana, Santiago Llano Grande ´La Banda´, Oaxaca, tiene un estilo muy propio --mucho menos clásico-- de cantar los boleros. Con arreglos que son únicos en la región, su voz penetrante enfatisa su melancolía y también su ritmo. La instrumentación: guitarras, arcusa, cajón y quijada, también distingue a este gran artista.

Desde Xochistlahuaca, Guerrero, Los Tres Amuzgos es un trío de larga vida que canta los boleros de Álvaro Carrillo pero sobre todo los de su propia cosecha, tanto en español como en amuzgo. Los maestros Élfego Torres, Margarito Antonio y Manuel Casteñeda formaron el grupo en 1987 y, después de varios años de no tocar juntos, el trío se volvió a reunir para este proyecto.

El CD de estos artistas: ‘Como un lunar, Boleros de la Costa Chica’, es el resultado de viajes de investigación y grabación de Discos Corasón. Además de los artistas que se presentarán en vivo, el disco incluye a Pedro Torres quien, según Mario Carrillo, hijo del gran compositor, es quien tiene la mejor voz para interpretar el bolero costeño de su padre. Pedro participará en futuras presentaciones del CD en México.

Antologías

El gusto: 40 años de son huasteco

Durante 40 años, Eduardo Llerenas ha estado viajando por toda la Huasteca, grabando a los virtuosos músicos de los distintos estados. El libro-disco ‘El gusto’ reúne 44 sones de estos 40 años – cada tema es inédito – y de esta manera presentamos a los grandes huapangueros, tanto los fallecidos como los que dominan el escenario hoy en día.

Beso asesino

El bolero nació en Santiago de Cuba hace más de 100 años. Yucatán estuvo presente en el parto y la íntima relación musical entre los dos vecinos sigue hoy en día con trovadores que saben expresar el sentimiento de los boleros originales. Este disco fue grabado en ambos países y te hace sentir como si estuvieras allí en la Casa de la Trova con Eliades Ochoa o en una serenata en las calles de Mérida. Te cantan, cada uno en su estilo, del misterio de tus ojos, de tu boca, que es como una almendra roja, o de las curvas de tu cuerpo hermoso que despiertan ilusión.

El ratón: Sones de arpa grande

Este CD es una joya musical para cualquier persona interesada en la música tradicional no solo por su bella presentación con amplios textos del productor Eduardo Llerenas, sino por ser una recopilación de diez años de grabaciones de un género del son mexicano en el momento de su gran auge.

La tortuga: Sones istmeños

En este disco de sones istmeños -el sentir profundo de los zapotecos del Istmo de Tehuantepec- guitarristas virtuosos, algunos famosos, otros desconocidos, cantan -en zapoteco y en español las canciones de amor y lamento que se reconocen entre las grandes composiciones románticas de la música mexicana. Este CD fue grabado en diferentes pueblos del Istmo de Tehuantepec, y reúne a tres tríos, un dueto y un solista.

Son de Santiago

Siete excelentes grupos soneros de Santiago de Cuba, la mayoría de músicos jóvenes, interpretan el repertorio clásico con su propio estilo y novedoso sabor.

Incluye a los jóvenes estelares del Septeto Santiaguero, pasando por el irresistible swing de nueve soneros jubilados hasta las acariciantes voces y descargas treseras de las juveniles Perlas del Son.

El caimán: Sones huastecos

Segundo CD de una serie que conjunta a los grandes maestros del son mexicano, desde los más célebres hasta los anónimos. El caimán captura todo el sentimiento e intensidad del son huasteco con sus voces de sorprendente falsete y la furia de violines que tejen increíbles tramas melódicas.

La iguana: Sones jarochos

Desde el puerto de Veracruz hasta los confines del pueblo cañero de Cosamaloapan, los sones jarochos siguen animando a la población con sus voces pregoneras, sus ritmos sincopados y sus brillantes desplantes en el arpa y el requinto.

¡Ahora sí! Llegó el changüí

Primo hermano del son cubano, el changüí es la música tradicional de Guantánamo, poco conocida fuera de su región. Este disco ha tenido una gran aceptación entre melómanos que buscan algo más allá del son y el bolero. Grabaciones originales de cinco diferentes grupos tradicionales de changüí, música de raíz de lo más sabrosa, bailable y de mucho gozo.

El mero merengue: Lo mejor del perico ripiao

En este CD escuchamos las voces maravillosas de corte y acento afrodominicanos, así como las ricas descargas de la tambora, marimba y bajo, siempre enmarcadas por un acordeón con figuraciones melódicas impactantes, sello inconfundible de los conjuntos originales del merengue, los Perico Ripiao.

La rumba está buena

Esta grabación presenta varias agrupaciones de la rumba tradicional cuyos integrantes se conocen en Cuba con el nombre de portadores, para significar su continuidad natural del carácter expresivo y artístico tradicional. Todas son descendientes directas de los antiguos coros de rumba – como se llamó a las sociedades musicales – generados en la comunidad misma desde finales del siglo pasado.