En 2012 Martirio acompañó a Chavela Vargas
en su concierto en el Palacio de Bellas Artes,
el último que ofrecería Chavela
a su público mexicano.
A su regreso a España, Martirio preparó ‘De un
mundo raro, Cantes por Chavela’, un homenaje
fino y sentido a la música y la persona
de su amiga Chavela. Son muy pocos artistas
los que llenan el escenario con su voz y
solo una o dos guitarras.
Chavela fue una y Martirio es otra.
www.corason.com