Mientras que nuestro sitio está bajo reconstrucción

Los invitamos a conocer las dos novedades de Discos Corasón, escuchar temas y ver videos.
Están invitados a la presentación el 20 de octubre.

¡Que sepan todos! Ya llegaron Las Hermanas García:

Dos chicas de Ometepec, Guerrero, de 15 y 16 años, cantan boleros antiguos en un nuevo CD que promete robar los corazones de jóvenes y los no tanto. Su sencillo, ‘Un minuto de amor’ estará disponible en I-tunes y streaming

Discos Corasón, sello mexicano mejor conocido por su lanzamiento de grandes artistas cubanos, acaba de grabar a Laura y Celia García en la Costa Chica. Su disco, ‘Que sepan todos’ revela el enorme talento de dos jóvenes que, a pesar de su tierna edad, gozan y entienden los viejos boleros que cantan con voces brillantes y muy bellas. Ambas hermanas empezaron a cantar desde muy chicas. A los nueve años Laura acompañaba a su padre, el reconocido requintista Mariano García. “Existe un video de ella con trenzas largas y cara de niña tímida, cantando ‘Luz de luna’ en una versión que le hubiera fascinado a Chavela Vargas”, dice Eduardo Llerenas, director de la disquera que también grabó los últimos dos discos de Chavela.

La hermana menor, Celia García, empezó a cantar a los 10 años, después de haber observado a Laura quien, según ella, es su gran inspiración. Celia, ya con 15, lleva la primera voz con una asombrosa nitidez. La segunda voz de Laura es grave y sentida. Con arreglos nuevos, aseguran que los boleros viejos nunca pasará de moda.

Las Hermanas García son, a pesar de su tierna juventud, conocidas en la Costa Chica de Guerrero y Oaxaca, en donde tienen años compitiendo en concursos de chilenas, la música tradicional de su región. Además, los compositores de Ometepec las buscan para grabar sus boleros nuevos. En este, su primer CD, ‘Que sepan todos’ (Discos Corasón) cuatro de estos compositores estrenan obra al lado de los clásicos de Álvaro Carrillo e Indalecio Ramírez, los dos pilares del bolero costeño. El bolero que da nombre al disco fue compuesto por Indalecio Ramírez y la versión de las García, muy lejos de las de Vicente Fernández y Pepe Aguilar, expresa una sensibilidad y naturaleza que sorprende en chicas tan jóvenes.

Es notable la capacidad de las Hermanas García de interpretar estos boleros sin melodrama, ni sentimentalismo exagerado; lo hacen en un estilo natural que deja expresar la belleza original del repertorio.

‘Que sepan todos’ se lanza el 22 de octubre en el Festival Cervantino, con una presentación antes en el Estudio A del IMER, el jueves 20 de octubre a las 19 horas. En ambos eventos, Las Hermanas García participan en un concierto de ‘Boleros de la Costa Chica’ junto con otros grandes artistas, maduros, de la misma región.

Las Hermanas García lanzan su primer sencillo, ‘Un minuto de amor’, en I-tunes, Spotify, Youtube y otras plataformas digitales desde el 7 de octubre. Se trata de un bolero de Álvaro Carrillo que muestra su gran talento como poeta y compositor de melodías contagiosas. Dice Laura García que, siguiendo la letra de este bolero, ella sí daría un siglo para estar un minuto cerca de Álvaro Carrillo, a quien admira profundamente. El disco físico de 15 temas estará en tiendas desde el 18 de octubre.

Como un lunar, Boleros de la Costa Chica,

CD y conciertos de grandes artistas de Guerrero y Oaxaca Herencia viva de Álvaro Carrillo

El 22 de octubre, en el Festival Internacional Cervantino 2016, el público conocerá el legado que el gran compositor Álvaro Carrillo dejó en su tierra natal de la Costa Chica. Artistas de diferentes edades y estilos interpretarán boleros clásicos y nuevos con el auténtico sabor costeño. Catorce artistas de Guerrero y Oaxaca presentarán un programa de boleros costeños, mismos que se lanzarán en un CD del sello independiente mexicano, Discos Corasón.

Las edades de los artistas van desde los 15 años hasta tocando los 70. Vienen de pueblos grandes como Ometepec en Guerrero y Pinotepa Nacional en Oaxaca, y también de pueblos chicos como Xochistlahuaca y Azoyú, Guerrero, Santiago Llano Grande y Cacahuatepec, Oaxaca. Lo que tienen en común, es el repertorio musical propio de la Costa Chica, los boleros costeños, que tocan a la par de los sones, las chilenas, las columbianas y los palomos, que los identifican.

Los artistas más jóvenes son Las Hermanas García, de 16 y 15 años, dueñas de una voz y sentimiento que recuerdan a los grandes duetos de los cincuentas, como Las Hermanas Núñez, pero con una frescura que establece claramente que el bolero también pertenece a su propia generación. No hay nostalgia ni reinvención: interpretan con gozo y con sensibilidad, la canción romántica que conquistó Latinoamérica desde los años cuarenta y que aún sigue conquistando. Las Hermanas García lanzan su primer sencillo, ‘Un minuto de amor’ el 7 de octubre.

Otra voz femenina que fascina de este elenco es la de Fidela Peláez, cantante que empezó su carrera a los tres años con su hermana mayor Rodolfina, en el dueto ‘Las Costeñitas’. Hoy día Fidela, ya con 51 años, tiene la voz madura de una gran cantante de boleros: recuerda a Toña la Negra en sus momentos más románticos.

Chogo Prudente, quien proviene del pueblo con población afromexicana, Santiago Llano Grande ´La Banda´, Oaxaca, tiene un estilo muy propio --mucho menos clásico-- de cantar los boleros. Con arreglos que son únicos en la región, su voz penetrante enfatisa su melancolía y también su ritmo. La instrumentación: guitarras, arcusa, cajón y quijada, también distingue a este gran artista.

Desde Xochistlahuaca, Guerrero, Los Tres Amuzgos es un trío de larga vida que canta los boleros de Álvaro Carrillo pero sobre todo los de su propia cosecha, tanto en español como en amuzgo. Los maestros Élfego Torres, Margarito Antonio y Manuel Casteñeda formaron el grupo en 1987 y, después de varios años de no tocar juntos, el trío se volvió a reunir para este proyecto.

El CD de estos artistas: ‘Como un lunar, Boleros de la Costa Chica’, es el resultado de viajes de investigación y grabación de Discos Corasón. Además de los artistas que se presentarán en vivo, el disco incluye a Pedro Torres quien, según Mario Carrillo, hijo del gran compositor, es quien tiene la mejor voz para interpretar el bolero costeño de su padre. Pedro participará en futuras presentaciones del CD en México.

La Negra Graciana

Veracruz

Fue una figura sobresaliente dentro de la tradición del son jarocho por el enorme contenido de su expresión musical heredada. A raíz de la edición de su primer CD, la Negra Graciana se presentó en vivo en varios de los más prestigiados foros del mundo, incluyendo el Theatre de la Ville de París, el Royal Festival Hall en Londres y el Harbourfront Centre en Toronto.
Mostrar biografía ▽
La Negra Graciana

La Negra Graciana

“Un día mi papá fue por Don Rodrigo, un arpista cieguito de los dos ojos, hasta Rancho del Padre y se lo trajo a Puente Izcoalco para que le diera clases a mi hermano Pino. Cuando llegó el cieguecito a la casa y empezó a afinar el instrumento ¡que cosa más linda! Sentí como si me diera un salto el corazón. Yo oí esos sonidos tan bonitos que… no sé cómo explicártelo. Fue entonces que me dije: yo voy a tocar el arpa.”

- Graciana Silva

Graciana Silva proviene de una familia de músicos originarios de un rancho cerca de Medellín de Bravo, Veracrúz. Su padre Don Zito Doroteo Silva tocaba la jarana, su madre Primitiva García, cantaba (“rebonito”, según Graciana) y le gustaba decir versos e improvisar y su hermano mayor, Pino, aprendió desde chico a tocar el violín y la jarana. Con esta escuela a la mano y un talento natural, Graciana empezó a tocar en bailes y fiestas desde los 10 años, después de haber aprendido observando al maestro arpista Don Rodrigo, el ‘cieguecito de los dos ojos’, que fue contratado para enseñar al hermano mayor de Graciana. Este hermano, Pino Silva, nunca dominó el secreto del arpa pero acompañaba a Graciana en la jarana y la voz en las reuniones familiares y, más tarde en sus grabaciones y sus viajes internacionales. La infancia y adolescencia de Graciana se desarrollaron en esta ambiente rodeada de música y bailes. Más grande, ella ofrecía sus sones en las cantinas del Puerto de Veracruz y fue en uno de estos días de trabajo que, meses antes de cumplir sus 60 años, conoció a Eduardo Llerenas, fundador de Discos Corasón. Impresionado por su voz y por el estilo añejo de tocar el arpa (más lento, sentido y complejo que el estilo de la mayoría de los arpistas del puerto), Llerenas propuso grabarla y regresó varias veces a Veracruz antes de realizar la grabación en un rancho muy alejado del puerto. El CD La Negra Graciana y el Trío Silva, Sones jarochos (Corasón CO109) tuvo un impactó más fuerte de lo que Llerenas habría esperado. Poco después de salir al mercado en 1995, esta grabación dio como resultado en 1996 una gira por Holanda y Bélgica, el principio de su carrera internacional que le llevaría a los foros y festivales más importantes de Europa y América del Norte. En esta época de su carrera musical, Graciana participó en varios festivales culturales en México, incluyendo el Festival Cervantino en donde compartió el escenario con el difunto Juan Reynoso y con el poeta y músico Guillermo Velázquez. En 1996 Graciana se presentó en un evento masivo en The Harbourfront Centre de Toronto, Canadá y después de este viaje, se juntó con Guillermo Velázquez en un evento producido por Discos Corasón llamado ‘Son de México,’ en el que se presentaban sones de cuatro regiones: de la Sierra Gorda; de Michoacán; de la Huasteca y de Veracruz. Con este formato artístico, Graciana se presentó en el Barbican Centre de Londres; en Seattle y más tarde en un prestigiado festival de Berlín. Colaborando con la comunidad mexicana en los Estados Unidos, Graciana se presentó en el Mexican Fine Arts Centre de Chicago. Durante su visita a Chicago, Graciana ofreció unos conciertos en escuelas públicas para alumnos de origen mexicano y afro americano. Terminando su actuación, los muchachos hacían fila para saludarla y tocarla, como si fuera un ícono de la buena suerte. A principios de 1998, La Negra Graciana regresó a Europa para presentarse en el Theatre de la Ville, en la riviera del Río Sena de París, en el Royal Festival Hall en Londres para concluir su gira con un concierto en Caen, Francia y otro en Madrid. El concierto en París fue grabado para su posterior producción en un CD titulado La Negra Graciana: En vivo desde el Theatre de la Ville, Paris (Corasón CO145). Entre 1999 y 2001, Graciana seguía participando en eventos internacionales. Acompañada por los hermanos Ochoa, viajó a Barcelona para ofrecer tres conciertos en Cataluña y las islas Baleares. En 2001 se presentó en México en el Festival del Centro Histórico (el concierto incluyó una colaboración espontánea con Los Lobos que se encontraban en el mismo programa musical). La última de las giras organizadas para Graciana por Discos Corasón fue a Sevilla en 2001. Desde esa fecha Graciana sigue presentándose en diferentes festivales tanto nacionales como internacionales, participando dos veces en el Festival Tajín, viajando a Francia en donde grabó su tercer CD y presentándose en el festival ‘La Mar de Músicas’ en Cartegena, España. En este tiempo participó en un documental, producido por la Universidad de Guadalajara, misma que incluía a Chavela Vargas y a Eugenia León. Aunque Graciana ha sido acompañada por distintos músicos jarochos del Puerto de Veracruz durante su larga carrera musical, su preferencia siempre ha sido de presentarse como solista: su voz y su arpa.

Entradas de La Negra Graciana

Discografía

Sones jarochos – La Negra Graciana
1994

En esta grabación, unas veces sola, otras con su hermano mayor, -Pino Silva a la jarana- y Elena Huerta en una segunda arpa, nos muestra esta forma de canto directo y el virtuosismo en los trineos del arpa, reminiscencias de estilos originales del son jarocho. A raíz de la edición de éste, su primer CD, la Negra Graciana se ha presentado en vivo en varios de los más prestigiados foros del mundo, incluyendo el Theatre de la Ville de París, el Royal Festival Hall en Londres y el Harbourfront Centre en Toronto.

Ver más →
En vivo desde el Theatre de la Ville, Paris – La Negra Graciana
1998

A principios de 1998, La Negra Graciana, arpista y cantante jarocha, cuyo talento ha cautivado públicos nacionales e internacionales en los más importantes recintos culturales del mundo, regresó a Europa para presentarse en el prestigioso Theatre de la Ville, a orillas del Río Sena de París, donde grabó en vivo un concierto, producido por Discos Corasón para México.

Ver más →
El mero Corasón
1995

Es una recopilación de la mejor música tradicional de México y el Caribe. Los músicos que participan en este sampler representan una sólida base de la cultura musical de sus regiones. Músicos excelsos que nunca habían pretendido la grabación profesional ni la fama o los ideales de la televisión o la radio comerciales.

Ver más →

Artistas relacionados